•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Compartir el conocimiento en Ciberseguridad y democratizarlo, fue el principal objetivo de la reunión anual “Ocho punto ocho (8.8)”, celebrada en Lima el 12 de setiembre último en la Alianza Francesa de Miraflores, en un clima de sana distención y confraternidad.

Ciberseguridad y cultura pop.

Según Gabriel Bergel, fundador y principal impulsor de la cita, celebrada en distintos países de América Latina, el “8.8” apuesta por las tecnologías abiertas y en compartir el conocimiento, crear comunidad y ocupar el poder de la colaboración colectiva y “todo esto en un ambiente relajado y siempre aludiendo a la cultura pop”.

Confraternizar y compartir conocimientos, es la principal norma que anima la realización del 8.8, indica Gabriel Bergel.

El nombre de la cita “8.8”, fue así denominada luego del terremoto acaecido en Chile en el 2010 y que tuvo tal magnitud en la escala de Ritcher (8.8). Bergel, experto en seguridad informática, y quienes lo secundaron en la gesta, decidieron nombrar de esa forma a la reunión pues “queríamos producir un remezón en la comunidad con una conferencia hacker”.

En ésta última reunión celebrada en Lima, y cuya denominación completa fue “8.8 Computer Security Conference, Infinity”, expertos en ciberseguridad de México, Argentina, Colombia y Perú analizaron e intercambiaron experiencias relacionadas a los ciberataques que viene soportando el sector financiero en nuestra región.

Los participantes, atentos a cada exposición, las mismas que pugnaron por cubrir todas las expectativas.

“El rubro financiero siempre ha sido el más atacado y a la vez, es el más regulado, ya que posee el activo más preciado por los ciberdelincuentes, el dinero”, afirmó Gabriel Bergel a propósito de la temática planteada en la mayoría de las conferencias.

“No fue un tema escogido con antelación, sin embargo, las ponencias que llegaron mostraron una marcada tendencia en este rubro y es porque desde hace tres años –me atrevería a decir–, hemos sufrido muchos ciberataques y brechas en este ámbito, este año le tocó a México, Chile y Perú entre otros… lo más alarmante es que esta tendencia no va a bajar, al contrario, sucederán más ciberataques y debemos estar preparados”, afirmó el fundador del Ocho punto ocho.

La intervención de Patricia Pantigoso, puso en relieve la participación de la mujer en temas de ciberseguridad.

En ese contexto, la conferencia denominada “Domain Admin, en donde empieza todo” los expertos peruanos Patricia Pantigoso y Jorge Córdova, analizaron la situación de la seguridad informática del sector financiero (Banking Security), bajo la tesis “es posible acceder a otros sistemas y aplicaciones mediante técnicas de escalamiento de privilegios y movimiento lateral, entre otras”.

Otro experto peruano en ciberseguridad, César Farro, brindó la conferencia “¿Por qué monitorear tu red?”, en donde expuso la necesidad de una actitud de prevención e investigación de incidentes por parte de los responsables de la seguridad, luego de los ataques informáticos contra las entidades financieras y otras empresas en Latinoamérica.

En alguna ocasión, la ronda de preguntas generó un auténtico y cordial debate.

En la misma línea de exposiciones, plantearon sus participaciones en el “8.8” el colombiano Jaime Restrepo y su disertación “Malware Bancario, historia de un robo real”, el mexicano Paulino Calderón y su charla “Derrotando a changos con scanners”, o el argentino Gaston Toth y su conferencia “Web apps… little mistakes, big problems” (Aplicaciones web… pequeños errores, grandes problemas).

Por su parte, el experto peruano Jean Del Carpio Foronda expuso el tema “Analizando el comportamiento de un Ransomware Zero Day – En Vivo”, presentación orientada a mostrar de manera práctica cómo un ransomware ataca un sistema. Del Carpio analizó las acciones que éste realiza al infectar una PC, como la encriptación de archivos, envío de mensajes, creación de otros malwares, registros y demás.

Como es tradición en el 8.8, al final de cada exposición, se sortearon libros sobre ciberseguridad. Claro, el feliz ganador, debía responder una pregunta para demostrar que estuvo atento a la conferencia.

Hackeando autos

Aunque apartada del tenor de las otras conferencias –pero no menos importante–, fue la ponencia “The Bicho: An Advanced Car Backdoor Maker”, planteada por el argentino, experto en ciberseguridad, Claudio Caracciolo.

El experto argentino, Claudio Caraciolo, sentó auténtica cátedra con la puesta en evidencia de la posibilidad de hackear automóviles.

La tesis del especialista inició con la interrogante “¿Alguna vez te imaginaste la posibilidad de que tu auto sea atacado automáticamente en base a sus coordenadas GPS, su velocidad actual o cualquier otro conjunto de parámetros?”, el experto demostró, tras una extensa investigación, el exitoso desarrollo de un hardware “backdoor” para el bus CAN, llamado “The Bicho” que hace posible este tipo de hacking.

“La magia está en el firmware que desarrollamos para un microcontrolador PIC18F2580. Adicionalmente, ‘The Bicho’ cuenta con un software llamado ‘Car Backdoor Maker’ que permite la personalización de los payloads de ataque a través de una interfaz gráfica muy intuitiva”, explicó Caracciolo.

Gabriel Bergel: “La cita en Lima, cumplió con sus objetivos y expectativas”.
Jaime Restrepo: “Aunque queda mucho tramo por recorrer, la comunidad latinoamericana empieza a tomar en serio la seguridad informática”
Jean Del Carpio: Analizó, en vivo, el comportamiento de un Ransomware”
César Farro: “Ante los constantes ciberataques, monitorear la red en forma permanente, es una necesidad”.
Patricia Pantigoso: Aunque fue su primera vez como ponente, reafirmó la presencia de la mujer en el campo de la ciberseguridad.
Paulino Hernández: “No se está haciendo el esfuerzo necesario para capacitar a las nuevas generaciones en seguridad informática”.
Jorge Córdova: “Los ataques al sector financiero, serán cada vez más frecuentes y más especializados”.

Deja un comentario