•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aunque los protocolos de seguridad de los bancos en nuestro país se activaron a pocas horas de la advertencia del FBI sobre el ataque global a las entidades financieras –hace casi una semana–, el verdadero problema lo podrían padecer las instituciones que aún se mantienen en vías de la transformación digital… o lo que es peor, aquellas que ni siquiera han iniciado tal proceso.

Pese a lo devastador del ataque global alertado por el FBI, la banca está mejor protegida.

En el último quinquenio, por obvias razones, los cibercriminales dirigieron sus ataques a los bancos, situación que obligó a reforzar de manera constante los procedimientos de seguridad en dicho sector, en medio de la consolidación de la transformación digital de sus sistemas.

Según el experto en seguridad informática, Grover Córdova (de Security Labs), la banca posee protocolos que salvaguardan sus sistemas de la acción de ciberdelincuentes que, en forma constante, intentan penetrar “los perímetros de seguridad, mediante ataques dirigidos o para sembrar malware que permita el secuestro de información o desvío de fondos”.

El experto afirma que un ataque global similar al “Wannacry”, puede golpear en cualquier momento.

Córdova, miembro de la comisión organizadora del encuentro de hackers en Lima para el próximo 12 de setiembre, cita denominada “8.8”, advirtió que “la peor parte de un ataque global de las dimensiones detectadas por el FBI, la padecerían aquellas organizaciones, públicas y privadas, que aún se mantienen en proceso de migración al formato digital y que carecen de políticas y procedimientos de seguridad bien definidos”.

En tal sentido alertó a los distintos sectores que se mantienen en dicho proceso, a extremar precauciones en la custodia de información sensible o de fondos, que pueden ser “hackeados”.

Señaló que la acción de un “Ransomware” denominado “Wannacry” que en 2017 produjo estragos a escala global, podría repetirse y producir mermas y perjuicios económicos impredecibles en las distintas organizaciones de servicio público y privado.

Deja un comentario