•  
  •  
  •  
  •  
  •  

En su interior, la niña de trece años escondía el terrible secreto que durante semanas había borrado la sonrisa de su rostro de manera casi permanente. Solo supo que todo empezó desde que “alguien” posteó un meme muy sugerente con su foto… desde entonces, recibía innumerables mensajes ofensivos, vulgares, grotescos en torno a su físico. La situación se volvió insostenible para ella ya que aparecía en cuanta red social accedía. No aguantó más el ciberbullying, escribió una carta de despedida y decidió poner fin a tanto sufrimiento.

El Ciberbullying constituye una tendencia, que se hace cada vez más popular, masiva y peligrosa.

Aunque fue rescatada de su intento suicida, y puesto en reserva su nombre por pedido de la familia, el hecho muestra el cambio que puede experimentar un niño o adolescente cuando viene sufriendo en silencio el ciberacoso -o “ciberbullying” como es más conocido- por medio de amenazas, hostigamiento o humillación a través Internet, celulares, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

Con la nueva tecnología al alcance de los acosadores, la población más vulnerable se mantiene en riesgo por este tipo de tendencia, que se hace más popular, masiva y peligrosa.

No al Ciberbullying

El Ciberbullying se puede manifestar de diferentes formas con el propósito de dañar o acosar a la víctima:

– Colgar en Internet un meme con la foto de la víctima para ridiculizarla.
– Colocar los datos y fotos de la víctima como candidata a votaciones que elegirán a la persona más fea(o), la más gorda(o), etc. y votar para que aparezca en los primeros lugares.
– Crear un perfil falso a nombre de la víctima para perjudicarla.
– Amedrentar con mensajes y comentarios a través de las redes sociales.

El ciberbullying se manifiesta generalmente a partir de los doce años. A esa edad los menores tienen mayor riesgo de sufrir este tipo de acoso y las niñas son más propensas tanto a ser víctimas como agresoras.

Recomendaciones para niños y adolescentes:

– Ignora las provocaciones, no respondas.
– Comunícate y se educado cuando estés navegando en la red.
– Si te molestan, guarda las pruebas, cierra la conexión y pide ayuda.
– Evita brindar tus datos personales y pide ayuda.

Ciberbullying vs. Bullying

Abordar estos temas es referirse a dos prácticas distintas, pero a la vez a conductas que suelen estar muy relacionadas, pues cualquiera de ellas puede derivar en la otra. Mientras que el Bullying se manifiesta cara a cara y se practica generalmente en el colegio, el Ciberbullying se realiza a través de medios digitales, con un mayor alcance y cobertura.

Bullying

El Bullying se caracteriza por el uso de un comportamiento cruel, brutal y muchas veces inhumano, con el principal objetivo de asustar o someter a una víctima.

El Bullying, también conocido como acoso u hostigamiento escolar, está compuesto por la voz “bully” (matón) más la terminación “ing” que indica la acción o el resultado de la misma. Estas palabras al juntarse se definen como el maltrato o conducta agresiva y constante de una persona hacia otra. Este tipo de acoso se caracteriza por usar un comportamiento cruel, brutal y muchas veces inhumano, con el principal objetivo de asustar o someter a su víctima.

SíseVe opina

Por su naturaleza, el sector Educación es el primer llamado en velar por la integridad física y psicológica de la población escolar en el país, es decir, dentro de sus funciones principales, custodia los intereses de niños y adolescentes. En tal contexto, el órgano que más se aproxima al registro de agresiones en línea a menores es la plataforma virtual “SíseVe”, del Ministerio de Educación.

Pablo Morales, de SíseVe: “Se ha implementado una forma de reportar un hecho de violencia a través de una App para celulares”.

Dedicada a registrar y procesar casos de violencia escolar –como el Bullying–, la entidad ha desarrollado una aplicación que apunta a la acumulación de una data que permitirá elaborar, en el mediano y largo plazo, políticas preventivas que superen o reduzcan a su mínima expresión dicha situación de violencia.

El psicólogo y docente, Pablo Morales de “SíseVe”, afirma que la plataforma fue diseñada, en un inicio, para que los escolares reportaran los casos de Bullying. “Sin embargo, nos dimos cuenta en función a las estadísticas, que mayor tiempo reportan los adultos, que primero son los padres o un familiar, luego son los mismos docentes de las instituciones educativas y en menor porcentaje o, en tercer lugar, los alumnos”, explica el representante.

Morales añade que “producto de tal comprobación, hace un par de meses se ha implementado una forma de reportar un hecho de violencia a través de una App para celulares; quienes tengan Android, descargan la aplicación y a través de ella pueden reportar un hecho de violencia escolar”.

Dentro de dos meses se efectuará el relanzamiento publicitario de la aplicación web.

“Hay que reconocer que no le estamos dando el adecuado empuje a la aplicación Android y debemos tener en cuenta que muchos de los colegios dentro del reglamento interno prohíben el ingreso de celulares a sus centros educativos, sin embargo, esto va depender del reglamento interno de cada institución porque hay instituciones que sí permiten llevar el celular pero que se debe operar bajo determinados criterios o circunstancias”, anota el psicólogo y docente.

El representante de SíseVe señala que, dentro de dos meses, se efectuará el relanzamiento publicitario de la aplicación web. “La idea es que a los escolares les sea más accesible, que reporten hechos de violencia, y no lo tomamos como una denuncia porque el peruano común asume una denuncia como algo relacionado a al Poder Judicial y ello quita tiempo y dinero, entonces nosotros manejamos el tema en SíseVe como una situación de reporte de una posible situación de violencia”.

Asimismo, Pablo Morales afirma que dicho reporte sí se puede convertir en una denuncia “si se valida y los criterios son compatibles con un delito o una falta; por ejemplo, si detectamos –ojo que todavía no lo hemos detectado- el Grooming registrado a través de nuestro sistema, procederíamos a reportarlo a la entidad competente y no necesariamente a nuestras altas instancias como Ministerio”.

 

 

 

 

Deja un comentario