•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sofía llevaba días sin dormir bien. Ya no salía seguido como antes, cuando su vida social era activa y dinámica. Su rutina se tornó rígida y elemental: del trabajo a casa y viceversa. Lo que antes era tan placentero y relajante para ella como distraerse en las redes sociales, ir al gimnasio, pasear a su mascota, ir al cine o quedarse un rato más en la oficina con amigos, se fue convirtiendo en una pesadilla. Vivía atemorizada, siempre mirando para los lados, como esperando toparse con ese “alguien” quién llevaba días acosándola de manera virtual: conocía su itinerario, su gusto por el cine y hasta el nombre de su mascota. Tal situación sembró en ella un miedo atroz que la había hecho aislarse y refugiarse en casa.

La consecuencia de brindar datos personales a desconocidos, puede producir daños físicos y psicológicos irreversibles.

“Si no le hago caso se cansará y ya no molestará más”, pensó, pero los días fueron pasando y los mensajes venían insistentemente sobre todo en la madrugada. Lo que se inició con palabras amables y bonitas, se fue convirtiendo en algo desagradable, llegando incluso a recibir mensajes vulgares y hasta amenazantes.
Sentía mucho miedo, y sin saber que más hacer, lo bloqueó de cuanta red social había agregado al ex “amigo”. Sabía que debía denunciarlo, pero, al miedo que sentía, se sumaba la vergüenza y hasta culpa por haber agregado a su vida virtual a un desconocido… con dicha acción, había violado el primer mandamiento de Seguridad en la red “Evitar brindar tus datos personales a quien no conoces de manera real”.

Cifras espeluznantes

Más de la mitad de estudiantes en el Perú ha sido víctima de acoso cibernético en el último año, según el Informe de Impacto DQ 2018 (informe enfocado en conocer la seguridad de menores en el uso del Internet), presentado el pasado 6 de febrero en Suiza. El reporte señala que los niños peruanos están expuestos a más riesgos cibernéticos, siendo el más frecuente el ciberacoso (58%).

El ‘grooming’ (cuando un adulto pervertido finge ser adolescente para engañar a menores de edad), es uno de los flagelos en incremento en las redes

Según el portal web Síseve creado por el Ministerio de Educación (Minedu) para registrar las denuncias por este tipo de agresión a través de Internet y celular, ya existen 437 casos denunciados. Por tal motivo se vienen realizando reiteradas campañas contra este mal social y virtual, que ha generado entre la población stress, ansiedad, aislamiento, y en algunos casos extremos, el suicidio.
Como medida de prevención y sumándose a la campaña contra el acoso virtual, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), acaba de lanzar la campaña –a través de la web– “Nos protegemos contra el acoso virtual”, donde se podrá denunciar este delito. La plataforma virtual creada para este fin es “noalacosovirtual.pe” donde las víctimas podrán registrar sus casos como hostigamiento, suplantación, ciber amenaza, ‘happy slapping’ (publicación de agresión física), extorsión sexual, ‘stalking’ y el ‘grooming’.
“La campaña busca plasmar el acoso virtual hacia las mujeres y otros grupos vulnerables, para tomar conciencia de este modo de violencia. A la vez que se recogerá información para diseñar y ejecutar estrategias de prevención e intervención para enfrentar esta problemática” señaló la ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), acaba de lanzar la campaña –a través de la web– “Nos protegemos contra el acoso virtual”.

Consultados sobre el tema, los expertos en ciberseguridad de Security Labs Perú (SLP) indicaron: “La única forma de hacerle frente a este flagelo que azota la sociedad es el cuidado de la información y la cautela al momento de navegar por la red, tener plena comunicación con los hijos, explicarles los peligros que significa estar en la red”.
“Se debe mejorar la seguridad en general – prosiguieron – cambiar las claves de acceso con frecuencia, no publicar datos personales, ni aceptar a desconocidos, evitar colocar información privada en páginas desconocidas y, sobre todo, denunciar públicamente estos tipos de agresión” finalizaron.

Acosadores y Ciberbullying

Carlos es un adolescente de catorce años, delgado de baja estatura, últimamente no quería ir al colegio se enfermaba todos los días, su madre no entendía la razón de su mal, hasta que una compañera de salón le confeso que unos “amigos” habían creado un “meme” con la imagen de Carlos el cual habían colgado en la red generando todo tipo de burlas, insultos, y apodos hacia el escolar. Incluso empujones y golpes en el colegio.
Estos casos no son aislados, hay cientos de mujeres, hombres y niños en el Perú que lo sufren en silencio. Con el ingreso del Internet a la vida diaria, las redes sociales se han convertido en punto de referente para acosadores que han tenido en este fenómeno su mejor aliado para acercarse de manera virtual a sus víctimas. Amparándose muchas veces en el anonimato, vuelcan todas sus artimañas para satisfacer sus repudiables fantasías y actitudes.
En el caso de niños y adolescentes es conocido como “cyberbullying” y los medios más usados para esta modalidad son los videojuegos, foros, pero quien se lleva el premio mayor es el Facebook, donde se difunden con rapidez los famosos “memes” creados con el fin de promover la burla con mensajes ofensivos hacia algún compañero de colegio, barrio, etc.

Deja un comentario