•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lorena recibe un “e-mail” donde le ofrecen un cupón de regalo de su tienda favorita. Emocionada lo abre y le indican que para hacerse acreedora a un descuento del 25% en productos, debe llenar un formulario con sus datos personales. Lo llena y envía generándose inmediatamente el cupón respectivo.
Esta acción es realizada por cientos de personas al día en la web, sin saber que brindan algo tan valioso como sus datos personales por un efímero descuento. No leen las políticas de privacidad, condiciones, etc., cediendo la mayoría de veces su información personal para ser utilizada por las empresas para otros fines sin la debida autorización del titular de los datos.

Los datos personales obtenidos bajo el pretexto de ofertas y cupones de descuento, pueden ser usados por ciberdelincuentes para cometer un fraude.

Comprar, vender, trasferir — algún producto o servicio –, hacerse acreedor de un descuento ofrecido por alguna empresa, en el mundo real o virtual, se ha vuelto algo cotidiano. Para realizar dichas acciones, es requisito indispensable dejar los datos personales, sea en forma verbal escrita o mediante el llenado de algún formulario “online”.
Estos datos personales como nombre, dirección, teléfono, correo, documento de identidad, religión, orientación sexual, ingresos económicos y otros, pueden ser usados por ciber delincuentes para cometer el fraude.

Lo que dice la Ley

Desde el 09 de marzo del 2018 la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) restringió en su portal web el acceso al domicilio fiscal de personas naturales con negocio. Esto, en cumplimiento de las disposiciones emitidas por la Ley de Protección de Datos Personales N° 29733.

El objetivo de la ley 29733, es garantizar el pleno resguardo y el adecuado tratamiento de los datos personales que identifican o hacen identificables a personas naturales.

Antes, con solo digitar el número del Registro Único del Contribuyente (RUC) en el portal web de la SUNAT, se podía acceder a dicha información. Eso sí, tal restricción no aplica a las personas jurídicas (empresas).
Ahora, con la entrada en vigencia de la referida ley, se sanciona con multas que van desde 0,5 hasta las 100 UIT (385 mil soles) por difundir información no pública y desactualizada en la web.
Dicha Ley tiene como objetivo garantizar el pleno resguardo y el adecuado tratamiento de los datos personales que identifican o hacen identificables a personas naturales.
Desde que se emitió la ley, la Dirección Nacional de Datos Personales, perteneciente al Ministerio de Justicia (MINJUS), es la entidad encargada de ejercer la protección de información personal, desempeñando las funciones administrativas, orientando, normando, fiscalizando y sancionando, con la finalidad de hacer cumplir las disposiciones contempladas en la norma.

Deja un comentario