•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El bombazo

Después del escándalo “Cambridge Analytica”, en donde quedó al descubierto cómo la información de más de cincuenta millones de usuarios de Facebook fue usada sin consentimiento para fines políticos. Mucha gente se desconcertó al saber que toda su información personal, suelta en la red, podía caer en manos de terceros o en organizaciones que buscan sacarle algún tipo de beneficio económico, político o social.

La información personal, suelta en la red, puede caer en manos de terceros o en organizaciones que buscan sacarle algún tipo de beneficio económico, político o social.

Luego de conocida la noticia todos los ojos se voltearon hacia otra industria grande en recolección de datos personales, el buscador Google, aplicativo que no solo es usado como buscador de información en la red sino también brinda servicios relacionados con Internet, software, etc.

Te conoce mejor que tu madre

Desde que el celular se volvió parte de la vida cotidiana y con la revolución de los teléfonos inteligentes (“smartphones”) se expandió aún más el imperio de Google, y desde ese momento, es quien nos conoce mejor que nuestra propia madre o que nosotros mismos.
Desde que se empieza a usar el teléfono piden ingresar o crear una cuenta Gmail (correo de Google) para poder vincularla al teléfono. Desde esa etapa, se habilitan todas las funciones de Google, tales como registro en detalle de todos los movimientos (GPS), nombres y apellidos, edad, género, familia, etc.

Antes de sindicar como malvado a Google, se debe tener en cuenta que los usuarios son quienes brindan libremente su información a la compañía al decir “si acepto” a cada solicitud de permiso enviada cuando se instala alguna nueva aplicación.

Mediante el uso continuo de sus aplicaciones o visitas a páginas, va almacenando más información que el usuario mismo termina brindando inocentemente como gustos, colores, lugares preferidos para visitar, viajar, comer, tiendas preferidas, calzado, ropa, cines, entre otros.
Dicho sistema conoce todo el historial del usuario (incluso lo que haya borrado), las visitas hechas al “You Tube”, aplicaciones en uso; está enterado de todos los certámenes a los que se asiste mediante el Calendario Google; almacena todos los correos enviados, incluso los que se tengan en espera (borrador), y un largo etcétera.
No obstante, antes de sindicar como malvado y manipulador a Google, se debe tener en cuenta que los usuarios son quienes aceptan brindar libremente a la compañía, de forma voluntaria, al decir “si acepto” a cada solicitud de permiso que envían cuando se instala alguna nueva aplicación o al hacer uso de alguna herramienta.

Incluso la compañía brinda acceso a toda la información que se recopila del usuario, mediante enlaces que llevan a montañas de información personal, incluso las que ya habían olvidado o no sabían que tendrían. Y si el usuario desea, puede descargar su información a la PC, claro está tendría que poseer una gran capacidad de almacenamiento puesto que toda esa información llenaría aproximadamente tres millones de documentos en Word.

Deja un comentario